Hans y Clara

Atención: Podría contener spoiler

*PERSONAJES*

Hans es un tipo tranquilo, responsable y amable.

Clara es una chica alegre, soñadora y realista a la vez.

Creo que muchos ya conocen la historia del Cascanueces, aún así, daré un “mínimo” resumen.

*HISTORIA*

Es víspera de navidad y la familia de Clara celebrará una gran fiesta. Antes de eso, Clara y su hermano menor pasean por ahí y llegan a la casa de Drosselmeyer (Fabricante de juguetes y mago) ellos le invitan; Él acepta pero dice que antes hará algo por su sobrino. Clara le cuestiona si en verdad tiene un sobrino a lo que él asiente y menciona que se los presentará después.

En su camino a casa, cada uno imagina el tipo de juguete que traerá él, su hermano quiere soldados de juguete, mientras que Clara espera “cisnes con sus collares de oro”.

Al llegar a casa, su hermana mayor les regaña por llegar tarde, finalmente sus padres les dan regalos: A Clara le regalan unas zapatillas de bailarina y una muñeca (su sueño es ser una bailarina).

Tras llegar los invitados, Clara se escabulle junto a su gata y ve a su hermana recibiendo al tipo que le gusta (ni idea si son algo…), este le regala una pulsera de flores este conversación es una cursileria pero es necesaria:

– Gracias, ¡son hermosas!
– Tú eres quién es hermosa
– Y tú te ves tan distinguido…

Clara hace una cara de disgusto, pues para ella, le parece demasiado las palabras de esos dos.

Tiempo después llega Drosselmeyer con un castillo de juguete, que al final no fue de mucho interés para ellos. Así, Clara sigue en lo suyo hasta que nota al cascanueces y le pregunta por él (en el transcurso, su hermano lo rompe); Y entonces, Drosselmeyer empieza a contarle la historia del cascanueces.

Comienza diciendo que había un chico llamado Hans, sobrino de él y además su aprendiz (Drosselmeyer era el relojero real y mago del reino). Le comenta que Hans para sus 14 años era un chico muy responsable, le gustaba su trabajo y que “no era muy apuesto pero tenía su encanto”.

Así pues en la fiesta del Rey, los ratones arruinan su pastel y les manda a crear trampas a los cuales atrapan, menos a la Reina y su hijo. La Reina molesta, decide poner una maldición en la princesa. El rey termina culpando a Drosselmeyer y la da un día para encontrar un contra-hechizo.

Él encuentra la cura, una nuez que debía comer ella, sin embargo, era la más dura del mundo y “Debe ser dada por un joven que jamás haya usado botas y entregársela con los ojos cerrados” así terminaría el hechizo. El rey manda a traer a cualquiera de la nobleza, y quién logre quitar el hechizo se casaría con la princesa.

Como era de esperar ninguno lo logra mientras que Hans sí; La Reina de los ratones se molesta y termina poniéndole un hechizo y se convierte en cascanueces ( y la Reina de los ratones muere aplastada). El rey se molesta por haber usado a un cascanueces  con su hija y le llama “Príncipe de las muñecas”, les destierra y él se promete encontrar una forma de romper el hechizo. Mientras el hijo, ahora Rey de los ratones jura vengarse.

– Es una historia horrible. Hans debió convertirse en príncipe del reino y ser feliz para siempre.
– Bien, es una clase de príncipe.
– El príncipe de las muñecas…
– ¡Exacto! Y gobernará la tierra de las muñecas.
– Si es que existe ese lugar, y si existiera, aún sería un cascanueces.
– No, no, el hechizo se romperá si mata al Rey de los ratones.
– ¡Y gana la mano de la joven doncella!
– Precisamente…

Al final se queja con su gata porque las historias eran todas iguales, a pesar de que a Clara le gusta soñar y demás, sigue siendo una chica muy realista. Así llega la medianoche, va con el cascanueces y decide “presentarle” a todos sus juguetes, luego se pone a bailar con él. Finalmente ella ve en el reloj a Drosselmeyer a lo que ella cree que es una ilusión, pero resulta que no y le habla, él lanza su magia, los ratones salen y los muñecos despiertan.

Cabe destacar que mientras ella baila (y mientras canta), nos muestra que tiene esa lado “romántico” en ella. La canción que le canta a él, nos dice que Clara quiere que le vea y sea escuchada por él. También dice sobre alguien que sea valiente y no tenga miedo, (prácticamente lo está describiendo).

Así pues el Príncipe Cascanueces reúne y lidera a los soldados para atacar a los ratones. El Rey de los ratones le tiende una trampa a Cascanueces, Clara le ayuda y por accidente quema la cola al ratón, se termina tropezando y se golpea la cabeza. Al otro día, ella despierta en su cama, Drosselmeyer le entrega el cascanueces arreglado.

– ¿Cómo te sientes Clara?
– ¡Anoche te ví! Estabas arribas del reloj, ¿Por qué no ayudaste a Cascanueces? Es tu verdadero sobrino, ¿verdad?
– Mira Clara, yo no soy quién pueda ayudarlo.

Mira que fácil. Anochece y el ratón se quiere vengar de ella por lo que pasó, ella dice que solo quería ayudar al cascanueces, le tiende una trampa al ratón y baja para proteger a Cascanueces y cuando intenta ocultarlo en otro lugar, llega el ratón. Le pide que le de el muñeco a lo que ella se niega, el ratón dice que si no se lo da, irá por su gata.

Ella llora y pide ayuda a Drosselmeyer mientras llama a Cascanueces para que despierte, él aparece y lanza su magia despertando de nuevo a los muñecos. Tras despertar, él pide una espada para luchar contra el Rey. Clara le pide que tenga cuidado, mientras él le dice que no tiene porque preocuparse.

Así inicia la lucha y termina derrotando al ratón. Tras eso deciden ir al reino de las muñecas (el castillo creado por Drosselmeyer) pues un muñeco perdió la memoria y si van, se recobrará por completo. Cascanueces le pide a Clara que vaya con ellos, ella le pide ayuda al mago para encogerse, así deciden ir al castillo. La gata por su cuenta, descubre que el ratón no estaba tan muerto como parecía.

Al llegar al lago, ella ve esos cisnes con collares de oro que tanto soñaba Clara. Así pues suben a uno para llegar a la Tierra de las Muñecas. él menciona que no será tan malo ser príncipe. Al llegar, Clara se emociona por lo que ve.

Pasan por una cascada que los arregla… pues porque sí.:

– Clara, te ves hermosa
– Y tú te ves muy… distinguido.

Sí… terminó diciendo lo mismo que su hermana, ironía. Llegan al castillo y después de un rato…

Clara, quédate, sé mi princesa y gobierna la tierra de las muñecas conmigo por siempre.
– …Es como un sueño que se vuelve realidad. La tierra de las muñecas es tan hermosa y todos son tan amables, algunos los he conocido toda mi vida y pensar que podemos estar juntos…
– Entonces te quedarás.
Los muñecos festejan pero Clara se entristece


– Clara, ¿Qué ocurre?
– Si quiero quedarme contigo, pero…
– ¿Pero qué?
– Pero… el Reino de las muñecas en donde tú perteneces, pero yo quiero crecer. Hay miles de cosas que quiero hacer, gente que quiero conocer, lugares que recorrer, siempre quise bailar Ballet… Cascanueces, yo te quiero, pero no puedo quedarme en la tierra de las muñecas para siempre.

Así todos los muñecos empiezan a dejar de moverse, en el transcurso menciona a Cascanueces que no podría sobrevivir en ese mundo, que sus padres y hermanos le esperaban además de su gata. En eso aparece el Rey de los ratones y sigue a Clara.

Cascanueces es el último en quedarse sin mover preocupándose por Clara, pero al final vuelve a ser un muñeco. Por otro lado, aunque el ratón siguió a Clara, termina cayendo desde lo alto del castillo.

Clara una vez más nos muestra que a pesar de que son cosas que siempre soñó, ella se mantiene aferrada a la realidad. Puede que le gustara el chico, pero no por eso se iba a quedar, ella tenía en cuenta muchas cosas, no era solo lo que perdería si se quedaba ahí (su familia y sueños), ella sabía que como humana, no podría sobrevivir solo comiendo dulces como ella menciona después.

Por otro lado, es comprensible porque deseaba que se quedara Clara, está solo y ella es la única humana con la que se ha topado desde entonces (y aparte le gustaba). Sin embargo, él no tenía muy en cuenta lo que esto significaría para Clara, después de todo ella iba a dejar todo por estar ahí con él.

Al otro día, Clara despierta en su cuarto y al bajar a ver a los juguetes descubre que Cascanueces no está, así decide ir con Drosselmeyer y preguntarle si todo había sido real o no. Finalmente, un chico llega con ellos, a quién Droselmeyer presenta como su sobrino, Hans.

*CONCLUSIÓN*

Me pareció muy repentino que Hans le pidiera a Clara que se quedara con ella… Entiendo que ella era la única humana igual que él…¡Pero se acaban de conocer! Me pareció muy repentino, pero sí, de que había atracción pues si la había.

Por otro lado, me gustó que Clara rechazara la idea, a pesar de que estaba en un lugar que siempre había soñado, ella fue lo suficiente madura: pensó en su futuro y su familia, no podía quedarse ahí.

Sobre sus personalidades, no hay mucho que comentar la verdad… tal vez que los dos son unos tipos románticos, y prácticamente Hans es todo lo que ella anhelaba. Y bueno Hans… es obvio que quedó encantado de ella.

Agregué esta historia pues me gusta mucho, además estos dos fueron la primera pareja que me gustó en mi infancia, así que también viene el factor nostalgia.

Sin más, acá dejo la última parte que nunca me canso de ver:

Clic aquí para ir a Lista de Parejas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s